EuropaLove Notícias

Amor, Belleza y Sexualidad

Cómo han pasado los productos eróticos de tabú a terapia


Cómo han pasado los productos eróticos de tabú a terapia
Salud sexual, 397 veces leido

Los productos eróticos han recorrido un largo camino en la sociedad desde hace apenas una década. Se ha pasado de ser tema un tabú hasta ser adoptados como una herramienta para la salud y el placer sexual ha habido un largo recorrido en el que profesionales sanitarios han tenido mucho que ver. 

“La evolución de las actitudes de la sociedad hacia estos productos ha estado determinada por varios factores, incluida la religión, las creencias culturales, el feminismo y el movimiento sexualmente positivo. Hoy en día, también gracias al esfuerzo clínico y a la información desde edades adolescentes, se ha normalizado” explican desde la página Lovium.



¿De dónde venía la estigmatización?



A lo largo de la historia, debido a creencias religiosas y culturales que veían el sexo como un acto vergonzoso, todo el mundo del placer se vio solapado por la oscuridad y también por los prejuicios. 

Por ejemplo, en la Edad Media, la Iglesia católica consideraba el sexo como pecado y desalentaba el uso de cualquier forma de placer sexual pese a que, a nuestros días, han llegado muestras de que existir, existían este tipo de objetos. 

Esta actitud persistió durante siglos, y muchas sociedades consideraban el sexo como un asunto privado que no debería discutirse abiertamente. 

No fue hasta los primeros movimientos más extendidos de las décadas de 1960 y 1970 cuando se comenzó a cuestionar estos tabúes y se abrió la puerta, también, a que la mujer pudiera disfrutar del sexo y explorar su propio cuerpo y sexualidad.



Una cuestión también médica



A pesar del estigma que rodea, en algunos casos, a los productos eróticos, su uso para la salud y el placer sexual tiene numerosos beneficios. 

Más allá de que puede mejorar la comunicación sexual y la intimidad entre las parejas, las investigaciones han demostrado que las parejas que utilizan productos eróticos reportan niveles más altos de satisfacción sexual e intimidad que aquellas que no lo hacen. 

Además, el uso de productos eróticos puede mejorar la estimulación y el placer sexual, consiguiendo una salud sexual plena y sin complicaciones. Finalmente, el uso de productos eróticos puede aumentar la confianza sexual y la autoestima, ayudando a las personas a sentirse más cómodas y seguras de su sexualidad, ayudando con la autoestima y confianza.

El auge de la tecnología ha llevado a la creación de juguetes sexuales de realidad virtual y robots sexuales que serán el futuro. Sin embargo, es importante señalar que el uso de estos productos debe ir acompañado de educación y concienciación sobre el uso seguro y responsable de los mismos para no crear patrones alejados de la realidad y normalidad.

RedacciónCómo han pasado los productos eróticos de tabú a terapia


0 Comentarios sobre Cómo han pasado los productos eróticos de tabú a terapia


Tu dirección de email no será publicada. Todos los campos sob oblogatorios.

Ultimos comentarios